son malas las fresas para los perros

¿Pueden los perros comer fresas?

Publicado por

¿Pueden los perros comer fresas? Esta pregunta se encuentra entre la larga lista de consultas dentro de la cabeza del dueño de la mascota sobre la variedad de alimentos que pueden alimentar de manera segura a sus mascotas. Como compañeros constantes de las mascotas, los dueños deben ser conscientes de la composición de la dieta de sus perros. En este artículo se abordarán los beneficios de comer fresas para perros.

Beneficios nutricionales de la fresa

La fresa se considera un superalimento por la gran cantidad de valores nutricionales y medicinales que contiene. Principalmente, en esta fruta se encuentran montones de antioxidantes y fitoquímicos que han demostrado aliviar las enfermedades cardíacas y las enfermedades relacionadas con la inflamación. Aparte de eso, la fresa es baja en azúcar, que es un elemento esencial para que los perros no alcancen las palpitaciones. Se ha demostrado que esta carga de nutrientes mejora la salud general del consumidor al reducir el riesgo de enfermedades crónicas y cáncer, además de regular el azúcar en sangre en el cuerpo.

Además, este tipo de baya también es conocida por tener un alto contenido de fibra y vitamina C, que son beneficiosas y compatibles con cualquier dieta. Otros compuestos en la lista incluyen vitaminas B, K, magnesio, calcio, potasio y ácidos orgánicos como el ácido elágico y el ácido fólico.

Para obtener más información sobre estos, a continuación se presentan los beneficios específicos de los diferentes componentes para la salud de los perros:

  • Vitamina B – vital para reforzar el metabolismo del cuerpo y la eficiencia de la conversión de los azúcares consumidos en energía; mejora el estado de alerta mental y la agilidad corporal
  • Vitamina K – mejora la circulación sanguínea y la recuperación del cuerpo de la coagulación o hemorragia sanguínea en caso de
  • Magnesio – ayuda a la facilidad de contracción y relajación de los músculos durante el movimiento; induce un efecto calmante a los perros; mejora la absorción de otros minerales como potasio, calcio y zinc
  • Calcio – contribuye a huesos y dientes fuertes de los perros que minimizarán los riesgos de problemas de huesos y articulaciones, fracturas o golpes musculares
  • Potasio – apoya el funcionamiento general del cuerpo, incluido el sistema nervioso, los músculos y el corazón
  • Ácido fólico – la deficiencia conduce a problemas en el intestino delgado y la digestión; También ayuda a reforzar la actividad cerebral y las funcionalidades de otras células.
  • Ácido elágico – asociado con propiedades antiinflamatorias y antibacterianas; mejora la función hepática, regula los niveles de glucosa y tiene propiedades especiales que pueden combatir el cáncer
  • Omega-3 y ácidos grasos – probado para mejorar la salud del corazón y la presión arterial, así como aliviar la artritis y los dolores articulares

Otras delicias de frutas

Las fresas no son las únicas del grupo de las frutas que potencialmente pueden mejorar la salud general de los perros. Se ha demostrado que los siguientes son beneficiosos para el consumo de perros:

  • Arándano, frambuesa, mora – ¡Sí! Todo tipo de estos tipos de bayas comestibles. Las bayas son conocidas por estar repletas de antioxidantes, fibra y vitaminas.
  • Plátano: se sabe que esta fruta es rica en potasio, magnesio y vitamina B y puede proporcionar mucha energía.
  • Naranjas: ricas en vitamina C y minerales que pueden mejorar el sistema inmunológico.
  • Manzanas: altas en fibras dietéticas y vitaminas A y C; Puede ayudar a fortalecer los dientes de los perros y es una buena fuente de antioxidantes.
  • Piñas: abundantes en fibras que pueden mejorar la digestión y contienen muchas vitaminas y minerales.
  • Albaricoque: contiene betacaroteno y potasio asociados con propiedades que inhiben el crecimiento del cáncer.
  • Sandía: rica en contenido de agua (al menos 90%) que puede refrescar e hidratar a los perros al consumirla; también rico en vitamina A, B y C que pueden mejorar las funciones nerviosas

Precauciones

Aunque las frutas generalmente se asocian con varias vitaminas y minerales inherentes, no todos los perros pueden consumirlos de manera segura. Las uvas, por ejemplo, tienen un alto contenido de azúcar que puede desencadenar un comportamiento inusual en los perros (aumento de azúcar) y causar reacciones tóxicas internamente, lo que lleva a complicaciones corporales. Particularmente, este componente peligroso se encuentra en la pulpa de la fruta.

Por otro lado, aunque las frutas enumeradas anteriormente se consideraban seguras para ser consumidas por los propietarios en muchos casos, sigue siendo importante controlar las cantidades de ingesta que se les debe dar a las mascotas. Recuerde, esto solo complementa la dieta general y debe equilibrarse con otros componentes como proteínas y carbohidratos. No obstante, una dieta equilibrada es integral en el sustento de las mascotas.

En el otro espectro, los efectos secundarios registrados de la sobrealimentación de frutas incluyen problemas gastrointestinales como malestar estomacal e intestinal, así como mal funcionamiento de la tiroides, que afectan los niveles de energía y una fuerte fluctuación en la pérdida o ganancia de peso en el cuerpo.

Además, también es fundamental tener cuidado con los cambios en el comportamiento de las mascotas al consumirlos. El lenguaje corporal, como el más evidente, puede leerse a través de señales como debilidad repentina, estrés, jadeos intensos, patas y cara sudorosas, pupilas dilatadas y otras figuras faciales poco características. Las alergias cutáneas, la respiración pesada, la asfixia, el caminar inquieto, la pérdida del conocimiento, las encías enrojecidas, la pérdida del apetito o los vómitos repentinos también son elementos que deben tenerse en cuenta al buscar casos de intoxicación.

Entre estos casos mencionados, el propietario debe estar listo en cualquier momento para escuchar los consejos del profesional de atención / veterinario, a fin de no agravar la situación. Como propietario consciente, uno debe tomar nota de los detalles del incidente, como la naturaleza de la comida, la cantidad de consumo, la fecha de ingesta, las alergias de la mascota, la historia y otros aspectos vitales. Los tratamientos y el diagnóstico pueden estar disponibles para las mascotas fácilmente, pero aún así es mejor tener cuidado con el mantenimiento de su salud.

Entonces, para responder a la pregunta “¿Pueden los perros comer fresas?”, Realmente pueden hacerlo. De hecho, las fresas tienen muchos beneficios que sus perros pueden disfrutar cuando devoran estos bocadillos saludables. Sin embargo, también es fundamental evitar sobrealimentar a tus perros con fresas y comprobar sus reacciones o comportamiento tras el consumo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *