los perros pueden comer arandanos deshidratados

¿Pueden los perros comer arándanos?

Publicado por

¡Cuidado! No todo lo que comes puedes dárselo a tu perro. Si bien los humanos y los perros necesitan tener una dieta equilibrada y nutritiva para mantenerse saludables, nuestros cuerpos metabolizan los alimentos de manera diferente. Esto significa que algunos alimentos que son saludables para los humanos pueden ser muy peligrosos e incluso mortales para los perros.

Las uvas y las pasas, por ejemplo, son golosinas saludables y afrutadas para los humanos, pero tóxicas para los perros. Los expertos en cuidado de animales sugieren que podría deberse a la micotoxina del hongo o salicilato, que es una sustancia natural que afecta los riñones de los perros.

Podrías pensar: “Bien, ¿qué alimentos puedo darles?”. Un alimento que los perros pueden comer son los arándanos frescos, y decimos frescos porque los arándanos incluidos en la alimentación humana son una historia diferente.

Antes de nada, debes saber que no existe una dieta saludable que sea la mejor para los perros. Su raza, tamaño, edad y salud, y su etapa de vida son factores importantes que debes considerar. Es esencial consultar a tu veterinario sobre los requisitos nutricionales de su bola de pelo para mantenerla saludable y feliz.

los perros pueden comer arandanos

Beneficios de los arándanos para los perros

Los arándanos son pequeños premios ideales para los perros cuando se administran con moderación.

Son bajos en calorías y ricos en fibra dietética, vitamina C y K, y antioxidantes que son beneficiosos para la digestión, la inmunidad y la salud del cerebro.

Los estudios han demostrado que una dieta rica en antioxidantes afecta positivamente el funcionamiento cognitivo de los perros. Los antioxidantes ayudan a reducir el daño celular que combate los problemas generales que surgen con el envejecimiento y devuelve la buena salud a su perro.

La vitamina C, el antioxidante que se encuentra en los arándanos, mejora la producción de colágeno, ayuda a curar heridas y mejora la resistencia a infecciones y alergias.

Es mejor darle arándanos frescos y lavados a su bola de pelo, pero también puede alimentarlo con arándanos congelados para obtener una textura crujiente.

Puedes repartir algunos arándanos frescos o congelados a su comida para perros o golosinas para perros para que sea más saludable y equilibrada. Los arándanos congelados se endurecen y pueden provocar asfixia, especialmente en perros más pequeños, así que tenga cuidado.

Además, debido a que los arándanos tienen un mayor contenido de azúcar que otro alimento, pueden provocar problemas digestivos y causar caries y diabetes en los perros cuando se toman en exceso. Una cantidad segura puede variar según el tamaño, el peso y la edad de un perro, entre otros factores, por lo que es mejor consultar a su veterinario. Los nutricionistas aconsejarían que las golosinas, incluso las bajas en calorías, no deben ser más del 10% de las calorías diarias de tu perro.

Si te preguntas si has estado alimentando a tu perro con demasiados arándanos y otras golosinas con alto contenido de azúcar, está atento a los siguientes síntomas (estos son solo algunos):

  • Aumento de la sed y la deshidratación
  • Aumento de la micción
  • Hambre excesiva
  • Heridas que no cicatrizan
  • Obesidad

Cuando estos síntomas están presentes, ve a tu veterinario lo antes posible para determinar si son causados ​​por niveles altos de azúcar en sangre u otras condiciones.

¿Pueden los perros comer arándanos secos? (Deshidratados)

Los arándanos secos no son muy buenos para los perros porque tienen un contenido de azúcar aún mayor que los arándanos frescos. Algunas marcas incluso incorporan jarabe de maíz que no querrías para tu perro.

Si tu perro ha comido algo, probablemente experimentará malestar estomacal, pero pasará y estará bien. El caso es que es mejor que su perro coma arándanos frescos y lavados. Son más beneficiosos para la salud de tu perro.

Si crees que has sido demasiado generoso con las golosinas de arándanos secos, busca los mismos síntomas mencionados anteriormente. Mejor aún, no te arriesgues y acude directamente a tu veterinario para que le analicen los niveles de azúcar en sangre de tu perro.

¿Pueden los perros comer muffins de arándanos?

Los muffins, panqueques o pasteles de arándanos son un gran NO para dar a los perros. Las bayas no son el problema; es el alto contenido de azúcar de estas golosinas. Otros ingredientes de los muffins son ricos en carbohidratos y los carbohidratos convierten el azúcar en glucosa en la sangre, lo que representa riesgos para su perro.

La conclusión es que los arándanos se sirven mejor solos y con moderación. Solo debes asegurarte de que estén lavados y limpios, ya sea que los sirvas frescos o congelados.

Otras frutas y verduras que los perros pueden comer

Frutas

Las naranjas (consumidas con moderación) son saludables para tu perro siempre que no le quites las semillas y las cáscaras. Las fresas frescas (también se comen con moderación) también son excelentes para su perro porque tienen un alto contenido de antioxidantes, fibra y vitamina C. Otras frutas que su perro puede comer son manzanas (sin semillas y sin corazón), sandía (sin semillas y sin cáscara) , plátanos y piña (se recomienda servir en pequeñas cantidades).

Verduras

Las zanahorias y el apio son saludables y se pueden servir tanto crudos como cocidos. Están llenos de vitaminas y minerales. Asegúrese de cortarlos en trozos pequeños antes de servirlos para evitar que se ahoguen y ayuden a la digestión.

El brócoli crudo o cocido es otra opción saludable que es baja en calorías y alta en nutrientes. Es mejor servirlos ocasionalmente porque demasiado pueden irritar el estómago de su perro. Los champiñones comprados en las tiendas son seguros para los perros siempre que no se combinen con otros ingredientes, como un diente de ajo y cebollas.

Conclusión

La nutrición es la base de nuestra salud. Es preferible consumir alimentos como medicina que consumir medicinas como alimento. Esto es cierto no solo para los humanos, sino también para los perros. Debemos tratar a nuestros peludos compañeros de casa como personas con necesidades nutricionales específicas porque sus cuerpos tienen requisitos de salud únicos.

Incluso con todas las opciones de comida disponibles, siempre debemos estar atentos. Ten en cuenta que no importa qué tan saludable sea un determinado alimento, un exceso sigue siendo malo. Como otras cosas en la vida, la moderación es clave. Lo más deseable es el equilibrio en la alimentación y la dieta.

Cuando no estés seguro, siempre investiga y consulta a tu veterinario. No solo debes preguntar qué comida debe comer tu perro, sino qué síntomas observar para saber cuándo está en peligro. Después de todo, no hay nada como ser demasiado cuidadoso cuando se trata de salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *